Se me ocurría esta noche que quizá podamos ofrecer nuestra casa como lugar propicio de entrenamiento a todos aquellos que quieran participar en algún reality de esos que se hacen en una isla, en el desierto, etc y que ponen a los concursantes en situaciones extremas.

Después de una semana en nuestra casa el participante podría salir muy bien preparado para ganar, si superase el examen. Tendría que enfrentarse a pruebas del tipo:

  • Multitarea hogareña al modo canguro: consiste en preparar la cena mientras tienes a dos niños en la bañera, otro haciéndose el remolón porque quiere seguir jugando y un bebé de 6 meses colgado en la mochila portabebés. Para superar esta prueba no se puede quemar la cena, ni quedar fría el agua de la bañera y los niños estar como pasas Borges, ni permitir que el rezagado entre en la cocina para que no se exponga a ningún peligro (que de esto ya sabemos un poco), ni que el bebé llore. La prueba se dará por superada si se realiza sin ningún percance y en menos de 1 hora.
  • Dj molón en conducción responsable con traducción del esperanto: en este caso el participante tendrá que conducir una monovolumen cargada de niños, respetando, por supuesto, todas las normas de conducción, al tiempo que cambia de canciones para agradar al exigente público que entre sí no está en acuerdo, y entre el que se encuentra una personita graciosa pero muy mandona que exige su tema preferido en un idioma más cercano al esperanto que al castellano tradicional. Si se producen más de tres gritos o el público llega a usar las manos como forma de imponer su voluntad musical, la prueba se dará por no superada.
  • Pernocte interrumpido y compartimiento de lecho: (que nadie fantasee indebidamente con esta prueba). Después de una intensa jornada llega el merecido descanso para nuestro intrépido protagonista. Eso sí, deberá tener lo oídos muy atentos y el sueño ligero porque puede ser reclamado numerosas veces por los habitantes de la casa. Pesadillas, pises nocturnos, despertares antes del amanecer, exigencia de dar la mano a través de los barrotes de una cuna, requerimiento de brazos para volver a conciliar, biberones intempestivos, aparecer inesperado de algún visitante en la cama, y… ¡despertar radiante para afrontar un nuevo día! (la hora del despertar puede oscilar entre las 6.30 y las 10.00, nunca se sabe). La prueba se considera superada si, al margen de no alterarse el orden público, el participante consigue sumar más de 5 horas de reparador sueño.

 

                                   multitask1

Si al margen de estas pruebas el participante consigue desarrollar su encomienda con alegría y ternura, si consigue compartir un rato de juegos y risas, si lee “La sirenita” (imitando la voz de Sebastián el cangrejo) antes de que se acuesten los habitantes de la casa, si consigue que recen todos sin pelearse ni hacer el ganso y, además, se mete en la cama antes de las 00.30 h, será bonificado con 3 puntos y un vaso Disney.

 

Los posibles participantes pueden hacernos llegar sus credenciales. Ante la posible avalancha de solicitudes, tendrán más opción de participar en este “Prepárate para ganar el reality de tu vida” los que acrediten experiencias positivas en lides semejantes.

 

Muchas gracias a todos y ¡que gane el mejor!

 PD. Mi marido y yo no somos participantes pero, si lo fuésemos, él me ganaría por goleada.

 

PD 2. Entiéndase con humor este post. No me cambio por nadie del mundo, que quede bien clarito a los posibles mal intencionados.

 

Anuncios